Una escuela para la creatividad

2qcryknm-1396412020

Todos los niños nacen con un potencial creativo y esto se puede reflejar en sus juegos. Ya sea que estén pintando, jugando al médico o tratando de hacer música, la creatividad es una habilidad natural en los niños.

Pero este potencial puede verse sofocado si los padres, cuidadores y educadores no tienen cuidado de nutrir y estimular la creatividad. Un gran desafío cuando a ellos mismos probablemente nunca se les enseñó a ser creativos.

Ken Robinson es un experto en educación y se ha concentrado en el rol de la creatividad, aunque con más fuerza en la forma en que las escuelas acaban con ella. Su histórica charla TED del 2006, “Por qué las escuelas matan la creatividad”, de hecho, es la charla TED con más vistas de todos los tiempos (50.000.000 aprox.).

Los niños son formidablemente creativos, se sienten invencibles. Pero al poco tiempo, cuando entran a la escuela, su autenticidad se borra y comienzan a perder la libertad de explorar, tomar riesgos y experimentar. De ahí que la mayoría de los adultos se consideren personas no creativas.

¿La triste verdad? Las escuelas nunca fueron diseñadas para producir creatividad si no como herramienta propicia para el disciplinamiento de la sociedad a finales del siglo XIX.

Pero cuando por suerte o coincidencia el niño encuentra un espacio para explorar, un adulto que lo motiva, una disciplina que lo inspira; los resultados pueden ser fantásticos. La creatividad se apodera de este niño, convirtiéndolo en un adulto capaz de compatibilizar sus inclinaciones personales y profesionales. Y lo que es aún más importante: con grandes posibilidades de convertirse en un adulto feliz.

En su libro, “El Elemento”, Ken Robinson explica ese elemento como el lugar donde se encuentran, frente a frente, las habilidades naturales y los gustos personales. Y cada persona tiene capacidades para determinadas actividades y tareas; descubrirlas es fundamental para desarrollarnos en plenitud, como niños, como profesionales, como personas.

En Fundación Nativo Digital, nuestra apuesta es rescatar lo mejor de la niñez y eso implica apostar por lo mejor en cada niño; potenciar sus habilidades, talentos e intereses naturales, y entregarles un espacio de aprendizaje y entretención que potencie su propia identidad y capacidad.

Es por eso que buscamos transformar la educación tradicional, que está programada para que seamos todos iguales; en lugar de aprovechar que somos todos únicos y diferentes. En una escuela para la creatividad seremos valiosos en “nuestro propio elemento”.

Tel: +562 27170534
Mail: contacto@nativosdigitales.org
Oficina: Ramón Puelma 2430, Ñuñoa, Chile.
Of. Comercial: Nueva Providencia 1363 of. 506, Santiago, Chile.

Sitio desarrollado por Kúbika House