Seminario “Hay Palabras Que Matan”

Conmoción nacional causó el suicidio de la joven Katy Winter en el mes de mayo. La estudiante del colegio Nido de Águilas tomó la drástica decisión luego de sufrir severos hostigamientos en los llamados “muros de confesiones” de su propio colegio.

A raíz de los hechos que rodearon su trágica muerte sus padres, Evanyely Zamorano y Emmanuel Pacheco, crearon la Fundación “Katy Summer” en homenaje a su fallecida hija. Es así como autoridades de gobierno e instituciones de la sociedad civil coordinamos esfuerzos para eliminar el Ciberbullying de los colegios.

Nuestra fundación busca que los padres, profesionales de la educación y equipos de convivencia escolar puedan reenfocar el aprendizaje en torno a las nuevas tecnologías. Pero ¿por qué deberíamos hacerlo? Hoy los pololeos y amistades también ocurren en un ecosistema digital. Según reportó Ipsos durante el 2018, el 84% de los casos de Ciberbullying  se da a través de redes sociales.

El impacto que tienen los aparatos en el contexto escolar es una realidad. Por eso, el Ministerio de Educación y la Seremi de Educación de la Región Metropolitana, realizaron durante noviembre el primer seminario contra el ciberbullying “Hay Palabras Que Matan” en el Aula Magna de la PDI. Una iniciativa a la cual asistimos y fuimos uno de los expositores invitados.

En una época donde la mayoría de los adolescentes aprende a manejar la tecnología antes de los 10 años (el 60% de los jóvenes según cifras del Mineduc) es vital que los adultos podamos alfabetizarnos. En la charla nuestro director ejecutivo, Pablo Chistiny, hizo un llamado a entender el idioma digital. Entonces ¿qué rol cumplimos los adultos? La mejor forma de ayudar a las nuevas generaciones es la de transformarnos en “mentores digitales” de nuestros hijos para que ocupen las Apps y RRSS de manera responsable y sana.

¡Únete a la comunidad de mentores digitales!

logo_fundacion_nativo_digital_fnd_chile

Tel: +562 27170534
Mail: contacto@nativosdigitales.org
Oficina: Ramón Puelma 2430, Ñuñoa, Chile.