Según el estudio “Barómetro del Bienestar Digital” 2022 mirar el celular es lo primero y lo último que hacen los chilenos en el día

Tres cuartos de los chilenos (75%) declaran que lo primero que hacen al despertar es mirar su celular, mientras que casi el mismo porcentaje (72%) dice que revisar su teléfono móvil es la última actividad que realiza antes de dormir.

Este es uno de los hallazgos del “Barómetro del Bienestar Digital”, estudio que se realiza por segunda vez (la primera en 2019) y que indagó en una muestra representativa de chilenos —desde los 8 años realizada por teléfono, email y presencial— la manera como se relacionaron con la tecnología este 2022.

“Llama la atención que un alto porcentaje de los encuestados declare que lo primero y lo último que hace en el día es ver el celular. Pero este es un fenómeno que se ha estudiado y que en inglés se le conoce como Fear of missing out (o bajo la sigla FOMO) y que es el miedo a perderse algo importante que puede ocurrir en internet cuando tú no estás ahí. Esto genera una ansiedad permanente por estar conectado y, por otro lado, una angustia cuando no lo estás. La gente siente que el espacio digital ya es parte de su vida cotidiana y no algo en lo que se entra y se sale”, dice Pablo Christiny, director ejecutivo de Fundación Nativo Digital, que junto a Movistar Chile realizaron el estudio.

Música y redes sociales

“El estudio mide tres grandes dimensiones del uso de la tecnología, como lo son la accesibilidad, los usos que les dan las personas a los dispositivos y la tecnología; mientras que la tercera dimensión es cuán competentes somos en el uso de ella”, explica Christiny.

En líneas generales, el estudio concluye que el 99% de las personas es usuario de un celular. Respecto al empleo que le dan a este dispositivo, en los menores de 18 años destaca el escuchar música (76,3%) y usar redes sociales (73,8%), mientras que los adultos principalmente interactúan en redes sociales (88%) y pagan cuentas/servicios (75,3%), siendo esto último una tendencia que se incrementó en más de un 20% durante la pandemia, sobre todo en la generación X y Boomers (nacidos desde 1980 y antes de ese año, para efectos de este estudio).

La encuesta también se adentró en los riesgos y peligros de lo digital. “Una de las conclusiones a las que nos permitió llegar el estudio es que tanto los adultos como los menores declaran que ellos creen que el mundo digital es seguro y los niños lo ven como algo divertido. Pero hay una baja conciencia de los riesgos que hay en el mundo digital y creemos como compañía que es importante poner el foco en la prevención”, dijo Miguel Cisterna, gerente de Seguridad Digital de Movistar Chile.

Sin control

En ese sentido, el 40% de los encuestados cree que el espacio digital es “muy” o “medianamente” seguro para sus hijos. Así, dos de cada cinco personas monitorean “pocas veces” o “nunca” lo que sus hijos hacen en el computador y cerca del 40% de los adultos indica no tener algún tipo de restricción u horarios definidos para el empleo de internet de los menores de la casa.

Al ser consultados, los menores declaran que la falta de control es aún mayor: el 60% de los niños y jóvenes encuestados asegura no tener ningún límite sobre el uso de internet en cuanto a horarios, páginas que visitan o navegación en general.

Christiny dice que hay una contradicción entre la autopercepción de las personas en cuanto a su alto conocimiento de internet y su seguridad digital, en comparación con las acciones que realizan. Como ejemplo, el estudio muestra que un cuarto (23,6%) dice que usa la misma contraseña para todo, y solo una cifra similar (23,7%) cambia la contraseña con frecuencia.

Respecto a la violencia en internet, en mayores de 18 años, un 71% declara que ha recibido comentarios inapropiados o de carácter sexual en sus publicaciones, y casi un 80% dice haber recibido mensajes discriminadores (ver infografía).

En esa línea, cerca de un 70% de los encuestados cree que el principal motivo de la violencia en internet es que nadie sabe la identidad real de los usuarios.

“Muchas personas no les dan mayor importancia o minimizan los peligros de internet. Pero muchas veces estamos ante delitos que están tipificados en la ley como el grooming (acosar a menores de edad), la suplantación de identidad o la distribución y almacenamiento de material de tipo sexual que involucra a menores. De ahí, la importancia de las campañas de educación que se realizan especialmente con niños en las escuelas”, concluye Cisterna.

Comparte esta información